volver

Alcora habilitará una zona de acogida e información al visitante en la Real Fábrica

El Ayuntamiento de l'Alcora ha solicitado una subvención a Turismo Generalitat Valenciana, por un importe de 22.800 euros, destinada a equipar la nave de los hornos redondos de la Real Fábrica del Conde de Aranda para convertirla en zona de acogimiento de visitantes, centro de interpretación de la manufactura y punto de inicio de las diferentes rutas turísticas alrededor del patrimonio industrial.

Esta actuación servirá para culminar la primera fase del ambicioso proyecto de recuperación de la primera industria cerámica española, precursora del sector azulejero de la provincia de Castellón y origen de la mejor cerámica europea del siglo XVIII, en el que el Ayuntamiento está inmerso desde hace 3 años.

El alcalde, Samuel Falomir, ha recordado que, en la actualidad, está en marcha la obra de puesta en valor del edificio de los hornos redondos, fechados entre 1798 y 1805, y el cambio de cubierta de la nave de Azulejos BIC, cofinanciada por los Fondos Feder, el Ayuntamiento de l'Alcora, la Diputación de Castellón y la Fundación Torrecid. Actuación que se reanudó el pasado mes de mayo, tras la paralización por la crisis del coronavirus, y que está previsto que finalice en septiembre.

"Se trata de un conjunto extraordinario desde el punto de vista patrimonial, por su monumentalidad y su cronología, y lo es también desde el punto de vista turístico, por lo que estamos convencidos de que atraerá a numerosos visitantes", destacó el primer edil.

Así, la nave en la que se incluyen los hornos, de más de 200 m² de superficie útil, constituirá el primer espacio de la Real Fábrica que, restaurado, acondicionado y equipado, será puesto en uso para la acogida e información a los visitantes. "La previsión es que entre en funcionamiento a finales del presente año", adelantó Falomir.

Por lo que respecta a la subvención de Turismo, el alcalde ha concretado que se invertirá en la adquisición del mobiliario y equipamiento necesario para estos usos, teniendo en cuenta la accesibilidad universal del espacio: pantallas táctiles e interactivas, mobiliario de trabajo, de atención al público y de descanso, elementos de señalética interior y exterior, musealización del espacio mediante paneles, textos e infografía, y una maqueta en cerámica con el funcionamiento de los hornos morunos de la Real Fábrica.