volver

Alcora inicia la restauración de la fachada lateral original de la Real Fábrica

El Ayuntamiento de l'Alcora ha puesto en marcha una nueva actuación en el marco de la recuperación y puesta en valor de la Real Fábrica del Conde de Aranda. Se trata de la restauración de la fachada lateral para la consolidación de las pinturas murales, un proyecto que asciende a 48.200 € y está financiado por la Consejería de Cultura.

La fachada objeto de la intervención es la mejor conservada de todo el edificio fundacional y mantiene la mayor cantidad de evidencias de la decoración exterior de esta fase del inmueble. Aun así, se encuentra muy deteriorada y ha sufrido numerosas intervenciones posteriores a su edificación, especialmente en las aberturas que han sido agrandadas, reducidas o tapiadas por necesidades industriales.

La importancia de su restauración radica en el hecho de que estos restos originales ayudarán a recuperar de una manera totalmente fiable lo que fue la decoración polícroma del edificio original, creando un modelo a seguir en posteriores intervenciones.

Fases del proyecto

El proyecto se ejecutará en cuatro fases: consolidación y catas; eliminación de elementos anacrónicos y reintegración volumétrica; estucado y pulimentación de lagunas y faltantes; y reintegración cromática y acabados finales.

En la fachada se pueden observar varios testigos policromos, centradas en la zona alta, en los que se puede aventurar un acabado decorativo moldurado con derivados del almagre, blancos y ocres, con encintados y enmarcados en diversas tonalidades y una distribución de tipo geométrico .

Para certificarlo, se realizará una intervención para la que, en primer lugar, se ha montado una estructura de andamio de tres alturas y corrida a lo largo de todo el paramento, que descansa sobre el solar adyacente.

Una vez resuelta la problemática de la accesibilidad, se ejecutará un trabajo de consolidación previo a fin de poder manipular con seguridad los elementos constructivos. Esta se realizará mediante inyección fluida en grietas, fisuras y desprendimientos.

A continuación, se realizarán las pruebas adecuadas para toda la fachada y en todos los elementos, a fin de encontrar las pistas necesarias que permiten interpretar la lectura de los elementos y su cronología. Con estos datos se podrán restaurar los originales y completar el paramento lateral original.

Cuando se delimite la cronología, se consensuará la intervención y criterio a seguir durante la restauración. Se eliminarán los elementos que no se correspondan cronológicamente y pertenezcan a intervenciones posteriores, teniendo en cuenta la afección de estos elementos en la estructura.

Seguidamente, se consolidará definitivamente el conjunto resultante sin añadidos. Se sellarán grietas y fisuras, se fijarán elementos deteriorados, y se recuperarán faltantes volumétricos. En definitiva, en esta fase se recuperará la estructura de origen, devolviéndole la solidez necesaria.

Finalmente, se seguirá el patrón marcado por las catas para la realización de la reintegración cromática en una zona pactada, que dará las pautas para el acabado final, siguiendo fielmente el original