volver

Alcora acometerá la remodelación y mejora de la calle Enrique Grangel Girona

El Ayuntamiento afrontará este año uno de los grandes retos urbanísticos de Alcora, la remodelación y mejora de la calle Enrique Grangel Girona, desde el colegio Conde de Aranda hasta la calle Azulejera.

Como señala el alcalde, Samuel Falomir, el proyecto, que se incluirá en la próxima modificación de créditos, se iniciará en 2021 y está previsto que finalice en 2022.

La actuación se enmarca dentro de 'Alcora 2021-2030', plan de transformación de la localidad en los próximos 10 años, y asciende a 850.000 euros. "Es, además, uno de los compromisos incluidos en nuestro programa electoral", ha añadido el primer edil.

el proyecto

La calle Enrique Grangel Girona, una de las principales arterias de la localidad -situada en la parte noreste del núcleo urbano- tiene una estructura antigua, con aceras muy estrechas que impiden o dificultan la circulación de las personas, obligando a hacerlo por la calzada. Además, presenta varios estrechamientos y es de doble sentido.

Debido a estos motivos, el Ayuntamiento ha decidido llevar a cabo la renovación de la calle, optando por redistribuir los espacios ocupados por peatones y vehículos de forma que se mejore la accesibilidad, la seguridad y las condiciones de circulación tanto peatonal como para los vehículos. Para ello, se ampliarán las aceras y la calzada será de dirección única para el tráfico.

Con el fin de reducir la velocidad de los vehículos, está prevista la ubicación de varios pasos elevados peatonales que obligarán a mantener una marcha de circulación tranquila que aporte seguridad al peatón y comodidad, porque podrá cruzar la calzada sin variaciones horizontales, rampas , bordillos, etc. que obligan a subir y bajar.

Para la renovación del pavimento se ha previsto un cajeo general de la calle, calzadas existentes de aglomerado asfáltico y hormigón, aceras con base de hormigón y baldosas, hasta alcanzar la base granular del firme actual.

Asimismo, el proyecto contempla la sustitución de las infraestructuras que han quedado obsoletas o prestan servicios deficientes (red de saneamiento, red para aguas pluviales, colocación de canalizaciones en previsión de futuras necesidades, etc.).

Apuesta decidida por la accesibilidad

El proyecto, tal como explica el concejal de Urbanismo, Julián Tena, seguirá la línea de una de las actuaciones urbanísticas más importantes de la última década, el de remodelación de las calles San Francisco y Arzobispo Gasch, que se ejecutó en 2017 . Una iniciativa que ha servido para mejorar "notablemente" las condiciones de circulación, la accesibilidad y movilidad de los vecinos y vecinas para estos transitados calles de Alcora.

"Con este tipo de actuaciones se está mejorando considerablemente la seguridad y movilidad urbana, contribuyendo a la eliminación de barreras arquitectónicas" destacó.

Por otra parte, Tena ha explicado que, en los últimos años, se han adecuado más de 60 pasos de peatones, mediante rebajes de aceras y su adecuación a la normativa, en proyectos ejecutados en diferentes zonas del municipio: calle Carretera de Ribesalbes, Valencia, en las inmediaciones del centro de salud, las avenidas Castellón y Onda, etc.

Asimismo, el concejal ha puesto en valor también el proyecto de remodelación de la plaza España, con el que el Ayuntamiento consiguió el segundo premio de la Semana Europea de la Movilidad Sostenible (SEMS) de la Comunidad Valenciana 2019.

"Son algunos ejemplos que ponen de manifiesto la apuesta decidida del consistorio por un municipio sin barreras, donde poder transitar con mayor facilidad. Un municipio que también avanza en materia de igualdad, centrando la atención en aquellas personas con problemas de movilidad. Un municipio, en definitiva, con un desarrollo urbano que pone en primer plano a las personas y donde mejorar el espacio público urbano como lugar de la colectividad cobra protagonismo, en beneficio de toda la ciudadanía ", ha concluido.