Esta semana han comenzado las obras de rehabilitación del edificio de los hornos árabes, datados en torno a 1805, uno de los espacios de mayor importancia histórica y patrimonial de la Real Fábrica del Conde de Aranda.

El alcalde, Samuel Falomir, y la concejala de Cultura y Patrimonio, Ana Huguet, junto con el director del Museu de Ceràmica, Eladi Grangel, y personal técnico, han visitado esta mañana el enclave.

Se trata de un destacado proyecto dentro de la recuperación y puesta en valor de la manufactura condal, ya que servirá para hacer visitables los hornos. Además, este emblemático espacio se convertirá en centro de información y acogida de visitantes, y en centro de interpretación de los recursos y productos turísticos de l’Alcora. Desde la Real Fábrica partirán las diferentes rutas e itinerarios turísticos que se están poniendo en marcha.

También se actuará, en el marco de esta intervención, en la cubierta de la antigua fábrica Azulejos BIC, SL, contigua al edificio de los hornos, eliminando cerca de 2.000 m² de fibrocemento y sustituyéndolo por materiales más apropiados.

El proyecto, que asciende a 500.000 €, aproximadamente, cuenta con una subvención de 200.000 € procedente del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), enmarcada en el Plan Estratégico Global de Turismo de la Unión Europea para inversiones en inmuebles de patrimonio cultural, y con aportaciones de la Diputación de Castellón y la Fundación Torrecid.

© Copyright - Ayuntamiento de l’Alcora - Privacidad - Aviso legal
Top
Social: