volver

APUNTES DE PATRIMONIO CONTRA EL CONFINAMIENTO # 41

"ALCORA, LA ilustre CERÁMICA"

La emergencia sanitaria provocada por el coronavirus ha tenido como consecuencia, entre otras muchas y en cuanto a nuestra área de actuación, el cierre temporal del Museo, la anulación de todas las actividades programadas (exposiciones temporales, talleres, visitas guiadas. MaigCeràmic 2,020 ...), y la suspensión temporal de las obras de rehabilitación y puesta en valor de la nave de los hornos de la Real Fábrica, que se han retomado recientemente y está previsto que finalicen en septiembre.

Esta imprevista situación también nos ha impedido disfrutar de las novedades que suele presentar cada año, el 1 de mayo, la empresa "Alcor, la Ilustre Cerámica". Un bendito costumbre a lo que nos habían habituado los hermanos Carnicer en una fecha que contiene, como ya sabemos, una gran carga simbólica para nuestra cerámica. Un 1 de mayo, hace 293 años, nació la Real Fábrica, y un 1 de mayo (de 2016), nació "Alcor, la Ilustre Cerámica", escogiendo esta fecha como una clara declaración de intenciones sobre el objetivo de este proyecto empresarial, tal como han declarado recientemente sus promotores: recuperar el esplendor de la cerámica de Alcora para llevarla hasta el siglo XXI.

Soy de los pocos afortunados que pude vivir en persona el nacimiento de esta iniciativa, aquel 1 de mayo de 2016, cuando se abrió el horno por primera vez y salieron 4 placas realizadas por los 4 pintores (Mari Carmen Álbaro, Martí Bosch, salva Conejos Lidón Mor), que junto con Toni Pitarch, encargado de preparar el barro, tienen el honor de ser el primer elenco artístico de un proyecto que en 4 años ya ha sido capaz de hacer historia.

Poco después, el 12 de abril de 2017, se hizo la presentación pública en el Museo de Cerámica, en una exposición que cautivó todos los que la pudieron disfrutar. Un exquisito aperitivo de lo que debía ser el primer gran evento de la empresa: la antológica exposición inaugurada el 21 de agosto del mismo año con más de 40 obras en la remodelada "Sala Astoria", desde entonces sede exposición permanente de la empresa.

La exposición ha tenido continuidad en Fiestas del Cristo 2018 y 2019, incorporando a la primera muestra las últimas obras producidas. También ha abierto puntualmente el 1 de mayo de esos 2 años, y en algunas otras ocasiones, para atender grupos especiales. Así se hizo el 9 de diciembre de 2017 con los participantes en el XX congreso de la Asociación de ceramología, celebrado en el Museo de Cerámica de l'Alcora; o el 23 de noviembre de 2019, con los técnicos reunidos en la IV Jornada de Formación de Museos y Colecciones Museográficas Permanentes de la Comunidad Valenciana, celebrada en la Escuela Superior de Cerámica de l'Alcora.

Ahora, el taller cuenta con 11 personas en plantilla. Desde escultores que hacen figuras, gente que trabaja con el barro, con los moldes, técnicos, pintores y una persona que se encarga de hacer el dibujo previo. Todos juntos tratan de dar vida a piezas que se formulan desde la tradición, pero sin olvidar las técnicas más modernas. Un taller que, además, no olvida que la formación es la clave para la pervivencia del proyecto, según reconocen sus promotores, Óscar y Jorge Carnicer: "Nos gustaría que a partir de lo que nosotros estamos haciendo salgan nuevos talleres dentro del pueblo . Se necesita grandes proyectos y piezas para llevar la cerámica de estos siglos hacia el futuro. La recuperación también debe pasar por la salida de nuevos artistas. No sabemos si las dos personas que ahora están aprendiendo serán o no artistas en un futuro pero ya habrá traspaso generacional de la técnica de la pintura ".

Desde aquellas (a ojos de ahora) modestas plaquetas de 2016 los proyectos que están actualmente en fase de ejecución (como el homenaje a Elcano y Magallanes, la Casa Xinesca, u otra obra que no ha podido ser presentada en público aún por la suspensión de los actos de Semana Santa), la evolución de "Alcor, la Ilustre Cerámica" ha sido inimaginable. Además, en paralelo, está empezando a hacerse realidad la recuperación de la Real Fábrica (que curiosamente también comenzó en 2016, con la adquisición de la primera parcela por parte del Ayuntamiento).

Recuperación del patrimonio inmueble y del patrimonio inmaterial a la vez. Doble motivo para mirar hacia el futuro de nuestra cerámica con cierto optimismo ...
Visitar la exposición de este singular taller es quedarse sin palabras. Quien la conocen, están ansiosos por poder admirar las últimas novedades. A los que no la conocen, simplemente invitarlos a acercarse a la Sala Astoria y disfrutar de la próxima exposición (esperemos que pueda ser en agosto). No se arrepentirán. Mientras tanto, en este enlace se puede admirar una mínima parte de lo que supone "Alcor, la Ilustre Cerámica":
https://www.facebook.com/Alcora-la-Ilustre-Cerámica