DÍA DE LA DOBLA

El día de la Doble se celebra el Martes de Pascua.

Está estrechamente ligado a la Romería del Rollo desde sus orígenes. Según cuenta la historia, un lunes de Pascua los niños salieron en peregrinación para pedir que lloviera tras varios años de sequía. En atención a la lluvia concedida, al día siguiente - martes de Pascua - se volvió a salir en romería hacia la Ermita de San Cristóbal, en señal de agradecimiento. Los alcorinos doblan la fiesta, por lo que ésta se conoce como Día de la doble o de la Doble.

En la actualidad se mantiene la tradición de subir hasta San Cristóbal y pasar el día en los pinares de los alrededores, donde se preparan juegos para los más pequeños, como la ancestral rompió de peroles.

Es costumbre que los rollos sobrantes de la festividad del día anterior se trocean en cuartos y se repartan entre los participantes, de ahí que este día también reciba la denominación de Día del Tros.