IGLESIA DE LA SANGRE

Fecha de 1621, de pequeñas dimensiones, de una sola nave central con bóveda de cañón en la que destacan los frescos alusivos a la Pasión de Cristo, con los elementos más representativos (la cruz, la corona de espinas, las escaleras para el descenso) atribuidos a los maestros pintores de la Real Fábrica del Conde de Aranda.

En la actualidad no está abierta al culto.