PANTANO DE MARIA CRISTINA

Las obras comenzaron en 1901 y concluyeron 1925 tras varios problemas durante su construcción. Está situado en el cauce de la Rambla de la Viuda, sobre una superficie de 265 hectáreas y con una capacidad máxima de 19,59 hm³.

La toma es del tipo arco de gravedad construida con hormigón, con una altura de 59 metros y una longitud en coronación de 318 m. Posee un rebosadero de lámina libre con una capacidad de 597 m³ / s. Se destina a la recarga de los acuíferos de las comarcas Plana Alta y Plana Baja.

Esta presa ha llegado a desbordarse en tres ocasiones debido a las fuertes crecidas por gota fría. 1920 (durante las obras), 1962 y 2000, esta última ocasionó una grieta en la estructura que hizo saltar todas las alarmas.

La toma pertenece a la Confederación Hidrográfica del Júcar.

El embalse de María Cristina es un enclave perfecto para la pesca. La principal especie en estas aguas es el Black Bass, que alcanza tamaños interesantes. La carpa está presente a pesar de que no llega a tamaños de interés para especialistas en la pesca de la carpa.

Constituye, además, un paisaje excepcional y es un lugar ideal para relajarse, desconectar de la rutina diaria y tomar contacto con la naturaleza.