Camino del Calvario

En alto y final del Calvario. Construida en 1.774 sobre otra más pequeña de finales del XVII. Foco espiritual alcorino y centro de veneración de una milagrosa imagen en talla del s. XVII, atribuida por M. Benlliure a la escuela sevillana de Montañés (Imagen Vero destruida en 1.936, la actual data de 1.940). Decoración interior con rocallas s. XVIII y capiteles estilo compuesto. Se restauró en 1975. En la remodelación se formó una girola tras el antiguo camarín. Lienzos de José Cotanda (1974) y de Vicente Cotanda (1980). Pinturas de Ferrer en el ábside y pechinas con “Los Evangelistas”. Al exterior puede verse la estructura del crucero, ábside y cúpula central (octogonal, con ventanas y sin linterna) y tejería vidriada en azul. Fachada mixtilínea con mural de azulejos representando la crucifixión, obra de J. Cotanda y V. Gallén (1974).

Situado cronológicamente en el s. XVI o XVII, siendo anterior al Ermitorio, construido en 1698. La ermita se reformó en 1774, ampliando y cerrando el recinto, agregándose las estaciones de los Dolores. En 1811 fue saqueado por los franceses y en 1936 sufrió graves desperfectos, desapareciendo las valiosas “Creus”, en cerámica del Conde de Aranda, salvo cuatro, obras del pintor Ferrer de una sola pieza de notables dimensiones. En 1975 se remodeló el conjunto. Contiene quince estaciones, reproducción de modelos antiguos y siete capillitas con los Dolores de la Virgen y siete con los Dolores y Gozos del patriarca S. José, todo ello obra de José Cotanda Aguilella.