Realizada en varias etapas constructivas con dos fachadas, una a los pies renovada en 1991 y la antigua fachada renacentista en calle Iglesia, hoy venerable Bertrán, al lado de la epístola con portada en forma de retablo conteniendo tres hornacinas de concha, con la virgen titular, S. Pedro y S. Juan (hoy inexistentes). La torre campanario reconstruida tras la guerra civil. Bóveda de crucería estrellada y nervios de piedra. En las claves del ábside y bóveda, llorones barrocos policromados y dorados y lienzos esgrafiados en azul. Cuatro etapas constructivas: gótico (s.XV), renacentista (s.XVI), Capilla Sagrario.