volver

APUNTES DE PATRIMONIO CONTRA EL CONFINAMIENTO # 34

LA PRODUCCIÓN DE VINO Y ACEITE EN MAS DE EN PLANA EN ÉPOCA ROMANA
(Contamos hoy con la colaboración de Pablo Medina Gil, arqueólogo, a quien agradecemos el siguiente texto sobre una explotación agropecuaria de época romana en nuestro territorio.)

No son escasas las evidencias de producción de aceite y vino en el término municipal de Alcora a lo largo de la historia. Huellas de esta actividad las hemos visto en otras entradas "de Apuntes de Patrimonio contra el Confinamiento" (n. 14 y 15) e incluso nos quedan pistas en la toponimia municipal, como es el Plan del Vinyé, en la Foia, o la partida de Vinyals. Pero esta vez hay que retroceder entre 1700 y 2000 años para encontrar las evidencias más antiguas sobre la producción de vino / aceite al cabo de Alcora, es decir hasta los siglos I a III Después de Nuestra Era (DNE).

Los restos arqueológicos que nos hablan de esta producción oleovinícola son un contrapeso de prensa de viga y restos de grandes tenazas de almacenamiento (dolium en singular, dolía en plural). Elementos que hay que situarlos en los alrededores de la partida del Mas d'en Plana, donde encontraríamos un paisaje con suaves laderas cultivados con viñedos y / o olivos que rodearían un potente edificio muy similar a las actuales almazaras, pero conocido en el mundo romano como Torcularium. Estos edificios se configuraban en diferentes espacios con prensas, molinos, balsas de decantación y zonas de almacenamiento, todo vinculado de manera directa con la producción de dos productos importantísimos para la sociedad romana, el aceite y el vino.

Los restos arqueológicos que hoy os presentamos forman parte de las diferentes etapas de la producción y para darlas a conocer seguiremos el orden en que eran utilizadas en el proceso de elaboración del aceite y el vino en época romana.
Así pues, la primera resto arqueológico que entraría en juego es el gran contrapeso. Un gran bloque cilíndrico de piedra caliza gris-azulada, con una altura de 107 cm, un diámetro de 121 cm y un peso aproximado de 3,1 toneladas. Este es uno de los elementos de accionamiento de las conocidas como prensas de viga que prácticamente han estado en uso hasta nuestros días.

Las prensas de viga estaban compuestas por una gran viga de madera (praelum) anclada por su extremo posterior en el mismo edificio o en una estructura confeccionada para soportar la fuerza de la maquinaria. En la mitad posterior encontraríamos el espacio donde se apilaban los capachos de esparto entre los que se disponía la pasta de aceituna (Sampsa) o la uva estrujada (vinacetum) y finalmente, en la parte anterior es donde se situaría el contrapeso de la prensa. Es este último elemento el que nosotros conservamos de todo este mecanismo. Los contrapesos suponen la parte esencial para el accionamiento del mecanismo, otorgando el peso necesario para potenciar la presión que se ejercería sobre los capachos con la materia prima. Este iría fijado a la viga con un sistema de turno o tornillo que con su accionamiento haría bajar la viga y al mismo tiempo prensar el producto situado en los capachos. El resultante sería el aceite con el agua que habría que decantar y el mosto que posteriormente se transformaría en vino.

La segunda resto que conservamos en el yacimiento arqueológico del Mas d'en Plana son las grandes tenazas (dolia). Estas se situaban en un espacio aparte de la zona de prensado, un área de almacenamiento conocida como ceja vinaria o ceja olearia. Dentro de este espacio, las tenazas seguramente se encontraban enterradas para conservar mejor el producto antes de su comercio y transporte.

La última está vinculada con el proceso de producción, la conservamos en todos los yacimientos de época romana de Alcora. Se trata de las ánforas, contenedores por excelencia para el comercio y transporte de aceite y vino en época romana. Las ánforas eran el contenedor más habitual y práctico y al igual que en la actualidad, su forma y su «etiquetado» (titulus pictus) ya nos hablaba del producto que contenía, la cantidad e incluso el productor de la mercancía.

Como último apunte cabe mencionar que el torcularium de Mas d'en Plana, en principio, no sería un gran centro productivo. Más bien respondería a una producción local para abastecer un territorio cercano y dependiente de un municipio más grande como podría ser la ciudad de Saguntum (Sagunto).