volver

Cuatro empresas optan al proyecto de rehabilitación del edificio de los hornos árabes de la Real Fábrica

El proyecto de rehabilitación del edificio de los hornos árabes de la Real Fábrica del Conde de Aranda ya está en fase de adjudicación. En estos momentos, está en marcha el procedimiento de valoración de las ofertas presentadas. Desde el Gobierno municipal han informado que son cuatro las empresas que optan a realizar el proyecto.

La actuación, que asciende a 500.000, aproximadamente, cuenta con una subvención de 200.000 € procedente del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), enmarcada en el Plan Estratégico Global de Turismo de la Unión Europea para inversiones en inmuebles de patrimonio cultural.

El proyecto servirá para hacer visitable y accesible uno de los espacios de mayor importancia histórica y patrimonial de la Real Fábrica, de unos 240 m², donde se encuentran los hornos árabes, datados en torno a 1805. "Su ejecución contribuirá de manera notable a atraer visitantes a nuestra localidad ", indicaron.

Además, se sustituirá la cubierta de la nave de la antigua fábrica Azulejos BIC, SL, contigua al edificio de los hornos. El espacio resultante es de 1.000 m², aproximadamente, "por lo que podrá utilizarse para usos socioculturales".

Por otra parte, mencionó que se acaba de iniciar otro proyecto en la Real Fábrica, la restauración de la fachada lateral original, actuación financiada por la Consejería de Cultura.

Sin duda, "ambos proyectos suponen un gran paso adelante en la recuperación y puesta en valor de la Real Fábrica, una iniciativa clave para el presente y futuro de Alcora", manifestaron.

Cabe recordar que, de las instalaciones en que se situó la emblemática manufactura, el Ayuntamiento adquirió entre 2016 y 2017 una gran parcela de 9.000 m², iniciando así un ambicioso y necesario proyecto para devolver a la sociedad el edificio donde se inició la historia del sector industrial cerámico de la provincia de Castellón.

Hasta este momento, se habían llevado a cabo una serie de intervenciones preventivas para frenar el deterioro de las instalaciones y para planificar las futuras actuaciones arquitectónicas y arqueológicas.