PLACAS ORNAMENTALES

Si hay un apartado de la producción que define la excelencia • lento calidad artística de la Real Fábrica, este es sin duda el de las placas ornamentales.

De diferentes formas y formatos (ovaladas, rectangulares, achaflanadas, lobuladas ...; rodeadas de rocallas, mascarones o peinetas, o sin ningún tipo de ornamentación externa), las láminas (como se denominan también en la documentación de la época) son verdaderas joyas pictóricas sobre cerámica, a la altura de los lienzos o tablas de temática religiosa coetáneos.

En el Museo, además de algunas pequeñas placas ornamentales, tenemos la suerte de exponer las únicas 4 estaciones del Vía Crucis original del Calvario de Alcora que se conservan en la actualidad, fechado hacia 1775 y propiedad de la Parroquia de la Asunción. Dibujos basados ​​en los grabados de F. Dubercelle realizados en París durante la primera mitad del siglo XVIII, a los que los pintores de la Real Fábrica añaden una apropiada policromía y el toque personal de la pincelada maestra.