FAUNA ENGAÑO

Los llamados platos de engaño son piezas decorativas destinadas a producir la sorpresa y la iluminación • alusión óptica, estratégicamente col • metidos en escaparates o las tablas y siguiendo la moda francesa del trompe de oeil.

Sobre el plato se reproducen con gran precisión frutos, hortalizas, otros alimentos y animales en tres dimensiones, dando una sensación de realismo prodigioso. Se atribuye a Julián López (uno de los mejores escultores de la historia de la Real Fábrica) la creación de buena parte de los modelos de los platos de engaño.

Emparentada en cierto modo con los platos de engaño está la serie de la llamada "fauna de Alcora": una serie de pequeñas figuras de animales con los más diversos usos. Así, encontramos soperas, salseras, pisapapeles, mancerines, joyeros, aceiteras ... que adquieren forma de perro, rana, lagarto, pollo y gallina, cisne, paloma, carnero, perdiz, etc. Es especialmente significativo el caso de las salseras en forma de perdiz, que disfrutaron de una gran popularidad elaborándose hasta principios del siglo XX y convirtiéndose en una de las piezas más representativas de la producción de la Real Fábrica.